Reforma y Ampliación C.P. de Noreña

La nueva edificación se proyecta con criterios del estándar Passivhaus que garantiza un edificio de consumo de energía casi nulo, prestando especial atención a los espesores del aislamiento, la calidad de las carpinterías y la ausencia de puentes térmicos. La reforma del el edificio existente se plantea bajo los mismos criterios, mejorando la envolvente térmica y adaptando el edificio al CTE.

Teniendo en cuenta la orientación y la disponibilidad de la parcela en el ámbito, se proyecta el volumen de la ampliación anexa al testero sur ciego de la edificación principal. El edificio de la ampliación se concibe como un volumen longitudinal de planta baja, perpendicular al edificio de las aulas, que sirve de barrera visual y separa el patio de primaria del de infantil y donde las tres aulas proyectadas tienen orientación sur.

Para conectar este nuevo volumen con el edificio principal, se utiliza el vestíbulo y los patios existentes en planta baja, creándose un gran patio de juegos vinculado a las aulas de educación infantil y que comunica el volumen antiguo con el nuevo.

Para ventilar e iluminar las aulas que daban a este patio de juegos ahora cubierto, se proyectan dos nuevos patios interiores, que además iluminan el vestíbulo de entrada a las aulas del nuevo volumen el cual, continua hacia el exterior, creando un espacio de acceso de espera cubierto.